Portada Yucatán

YUCATÁN: ESCONDEN CIFRAS COVID

*SSY oculta el número real de muertos y contagios ante un alarmante rebrote de Covid-19 para no alarmar a la población. Amenazan a todo el personal del sector salud para evitar la fuga de información sobre la grave situación que se vive en los nosocomios

*Los hospitales ya están saturados de contagiados y en muchos lugares no hay cupo. En el Hospital O’Horán se juntan hasta seis ambulancias con personas encapsuladas que tienen que esperar varias horas para poder ser ingresados. Se disparó por la apertura de las actividades en la campaña electoral

*De acuerdo a las cifras reales, el Estado siempre estuvo en rojo. Las estadísticas de contagios nunca bajaron. El gobierno panista maquilló las cifras para poner al Estado en código naranja, pero de rojo, nunca se movió. Largas filas de automovilistas aguardan para hacerse la prueba

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- Alarmante rebrote de Covid-19 y hospitales saturados, sin embargo, el secretario de Salud de Yucatán (SSY), Mauricio Sauri Vivas, esconde las cifras de muertos para ocultar la verdadera situación que prevalece, cuyos ingresos de nuevos pacientes así como el traslado de los occisos se realizan en las noches, “para evitar testigos”.

Incluso, amenazó a todo el personal del sector salud para evitar la fuga de información sobre la verdadera situación que se vive en los nosocomios yucatecos ante este nuevo rebrote.

De continuar el acelerado crecimiento de la patología, se superaría la situación que prevalece en Quintana Roo, donde hay la posibilidad de emitir semáforo rojo.

Por ende, en el Hospital General Escuela “Dr. Agustín O’Horán” a diario hay hasta seis ambulancias enfiladas, en cuyo interior hay personas encapsuladas debido a que son portadores del nuevo coronavirus, las cuales tienen que esperar varias horas para poder ingresar al nosocomio.

Una situación similar ya se observa en las clínicas privadas, pues al menos en el Star Médica se formó una larga fila de automovilistas que acudieron a hacerse la prueba contra el Covid-19, ante la sospecha de tener contacto con algún infectado.

Mientras que en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se prohibió el ingreso de teléfonos celulares para evitar que se tomen fotos y videos de la situación que prevalece en sus instalaciones.

El gobierno de Mauricio Vila, en un acto aberrante, está escondiendo las cifras de contagios de Covid-19 y se dio la orden a directivos y empleados de hospitales públicos de no hablar de la situación. La situación es tan grave que las autoridades están ocultando las cifras de muertos y contagiados para que no cunda el pánico.

Sin embargo, se logró averiguar de fuentes fidedignas que los hospitales ya están saturados de personas contagiados y en muchos lugares no hay cupo. Tal el caso del hospital H´orá, donde esta semana se dio la situación de que había seis ambulancias con personas encapsuladas esperando turno para ser atendidos.

Personal de este nosocomio se quejan de que ya han pasado más de 21 días y no se les aplica la dosis de la vacuna. Esto es muy grave, ya que después de ese tiempo la vacuna, aunque se los apliquen, ya no surte ningún efecto, quedando expuestos nuevamente al contagio.

En el Hospital Juárez se presenta la misma situación. Aquí están llegando principalmente personas de 30 años para bajo. A los trabajadores no les permiten uso de celular adentro de la zona de contagiados para evitar filtración de información.

En hospital Star Médica y de altas especialidades se formó una larga cola de automovilistas para hacerse     la prueba del Covid-19. Este alarmante repunte de contagios se debió a la apertura de las actividades de parte del Gobernador Mauricio Vila para quedar bien y ganar votos para su partido, sin importarle la salud de los yucatecos.

De acuerdo a las cifras reales, el Estado siempre estuvo en rojo. Las estadísticas de contagios nunca bajaron. El gobierno panista maquilló las cifras para poner al Estado en código naranja, pero de rojo, nunca se movió.

Esto es un acto criminal de Vila, pues hizo creer a los yucatecos que había disminuido los contagios, y expuso la vida de la gente, que aunado a la irresponsabilidad de los ciudadanos, se vivirá una dramática situación en los próximos meses, ahora que ya terminó la campaña

El gobernador Mauricio Vila Dosal continúa con sus giras diarias de visitas a los puestos de vacunación, como una forma de hacer campaña y así demostrar el trabajo del gobierno del Estado, cuando los biológicos fueron adquiridos por la federación.

A dichos eventos, Vila Dosal sólo lleva a algunos medios de comunicación, totalmente identificados con el gobierno del Estado, para sustentar una conferencia de prensa a modo, pues ningún reportero tiene derecho a hacerle preguntas.

Según fuentes oficiales, el brote de Covid-19 es consecuencia del desinterés de Sauri Vivas por la salud de los yucatecos, ya que está más enfocado a sus asuntos personales.

El inicio de la tercera ola comenzó en la segunda quincena de mayo, al dispararse la enfermedad. En los últimos 11 días de mayo se registraron más de 100 casos diarios.

Sauri Vivas recomendó la reapertura total de la economía del Estado, lo que provocó un acelerado crecimiento del Covid-19, que bien podría provocar el regreso al semáforo epidemiológico naranja, en los próximos días.

Desafortunadamente, Vila Dosal avaló de inmediato la propuesta, con tal de quedar bien con los yucatecos, y ganar votos a favor de su militancia, el Partido Acción Nacional (PAN).

El pasado 22 de abril, el gobierno del Estado determinó que se tienen las condiciones adecuadas para pasar al semáforo epidemiológico amarillo, y por ende, la reapertura de la economía del Estado.

Gracias a ello, a partir a partir del 26 de abril comenzó a volver a la “normalidad”, pero el Ejecutivo estatal nunca retomó las actividades de prevención de enfermedades, así como los programas de cuidado de la salud.

A Sauri Vivas no le importa la salud y mucho menos la vida de las personas, como en numerosas ocasiones se ha demostrado, además del descarado desvío de recursos, pues todas las acciones hechas en Yucatán son con recursos del gobierno federal.

En Mérida han tenido lugar la mayoría de las actividades, por lo que es notable el abandono que prevalece en el interior del Estado.

Debido al comportamiento y actitud de Sauri Vivas, mayo se convirtió en el sexto mes con mayor incidencia de contagio, pues tan sólo en los últimos 13 días representó el 54 por ciento del total de casos.

Un mes de amarillo

Al concluir el mes, en Yucatán se registraron dos mil 845 casos confirmados acumulados, así como 187 defunciones.

Durante el quinto mes del año, el promedio diario fue de 91.8 infectados, sin embargo, en los últimos 13 días se superó la media estadística, a excepción del viernes 21, cuando fueron 80 los contagiados.

La cifra más baja sucedió el domingo 9, con 41 casos, y la más alta fue el sábado 29, con 170, la segunda más alta del año.

Curiosamente, fue el mes con el mayor índice de contagios diarios que fue múltiplo de 10, con 13 casos, mientras que en marzo fueron ocho, y seis en abril.

También fue el sexto mes con el mayor número de contagios, pues en julio fueron cinco mil 326; en agosto fueron cinco mil 161; en septiembre fueron tres mil 583; en enero de 2021 fueron tres mil 533, y en octubre, tres mil 28.

El total registrado fue 18.2 por ciento superior a abril, cuando la suma fue de dos mil 407, al igual que fue 106 por ciento mayor al mismo mes de 2020, con mil 381.

En cuanto a las defunciones, el promedio diario fue de seis occisos, con un máximo de ocho, ocurrido en cuatro ocasiones, así como un mínimo de tres, el miércoles 19, y una moda de siete, ocurrido en 10 ocasiones.

De igual forma fue el cuarto mes con el menor número de defunciones, pues en abril de 2020 fueron 35 occisos, en mayo del mismo año fueron 173 finados, y en noviembre fueron 174.

También fue 26.4 por ciento inferior a abril pasado, con un total de 254 y fue 8.1 por ciento superior al mismo mes pero de 2020, cuya suma fue de 173.

En estos cinco meses se han registrado 13 mil 737 contagiados, distribuidos en 100 municipios, pues no hay casos en Cantamayec, Chikindzonot, Quintana Roo, Sudzal, Tahdziú, y Telchac Puerto.

De igual forma, de enero a mayo fueron mil 328 defunciones, distribuidos en 78 municipios.

Récord decontagios y recuperados

A 445 días de la detección del primer caso de Covid-19 en Yucatán, ya son 40 mil 229 las personas infectadas con el letal agente biológico, con un rango de edad de un mes a 99 años.

Mientras que en los primeros 151 días del año, son 13 mil 737 las personas positivas al nuevo coronavirus.

En México, el primer infectado de Covid-19 apareció el 27 de febrero del año en curso, y 16 días después, el 12 de marzo se registró el primer caso en Yucatán.

La dependencia reveló que los primeros dos fallecimientos registrados en el Estado fue el pasado 3 de abril, es decir, 21 días después del primer caso confirmado de la pandemia.

La enfermedad tardó siete meses para estar presente en todo el Estado, pues Mérida fue el primer municipio en donde se registró la patología, el 12 de marzo de 2020, y Dzilam de Bravo fue el 106, cuyo caso se confirmó el 8 de octubre del mismo año.

De acuerdo con el panorama epidemiológico y la distribución de los casos positivos a Covid-19, hasta hoy, la geografía de mortalidad sólo abarca 103 poblaciones, es decir, no hay occisos originarios de Chacsinkin, Quintana Roo y Tahdziú.

Por lo pronto, ya se recuperaron 35 mil 21 personas infectadas, el 87.05 por ciento del total, las cuales han dejado de ser un riesgo de contagio. Es decir, hay 977 activos, de los cuales 160 son pacientes en hospitales públicos y el resto están en sus respectivos domicilios, ya que sus casos son leves.

Del total de personas recuperadas, en 2020 fueron 22 mil 802 individuos, y en lo que va del año, ya son 12 mil 219 casos.

El récord diario de contagios ocurridos o de morbilidad se registró el 30 de julio de 2020, con 377 casos confirmados.

De acuerdo con el panorama estatal, tan sólo en Mérida hay 25 mil 665 casos, el 63.8 por ciento, es decir, dos de cada tres casos están en la ciudad capital.

El segundo municipio que concentra el mayor número de infectados es Valladolid, con dos mil 570 casos, el 6.39 por ciento, seguido de Tizimín, con mil 180 infectados, el 2.93 porcentual.

Asimismo, Progreso es el cuarto municipio con mayor incidencia, con mil 99 positivos, el 2.73 por ciento, y Kanasín con mil 76 personas afectadas, el 2.67 porcentual.

De igual forma, en sexto lugar está Ticul, con 986 contagios, el 2.45 por ciento; Umán, con 917 casos, el 2.28 por ciento; Tekax, con 603 infectados, el 1.5 por ciento; Motul, con 352 positivos, el 0.87 por ciento, y Peto, con 295, el 0.73 porcentual.

En conjunto, en estos 10 municipios está el 86.37 por ciento del total de casos, y el resto está distribuido en 96 municipios.

Finalmente, 12 municipios tienen menos 10 contagiados, y con nueve casos está Chacsinkin, Kantunil y Tepakán, seguido de Dzoncahuic, Sanahcat y Telchac Puerto, con ocho infectados.

Incluso, con siete positivos está Quintana Roo y Tekal de Venegas; con seis casos está Dzilam de Bravo; con cuatro está Mayapán y Tahdziú, mientras que con tres está Cantamayec.

Mortalidad

En la entidad hay cuatro mil 231 defunciones, distribuidos a lo largo de 423 días, cuyo récord diario de mortalidad, de 34 occisos, se estableció el pasado 22 de julio de 2020.

En nueve ocasiones, el saldo fue blanco, específicamente, ningún occiso ocurrió en ocho días de abril de 2020 (el 4, 5, 8, 9, 11, 12, 14 y el 18), así como el 7 de noviembre del mismo año, incluso, éste último día, fue la primera vez que los tres estados que conforman la Península de Yucatán coincidían en registraban una incidencia nula simultánea.

La tasa de letalidad del Estado es del 10.52 por ciento, con respecto al total de casos registrados, y cuyo índice de mortalidad es de 182.3 casos por cada 100 mil habitantes.

Del total de las víctimas de la pandemia registrado en la entidad, 783 carecían de antecedentes de enfermedades, el 18.51 por ciento, mientras que tres mil 448 tuvo al menos una comorbilidad.

Incluso, en la entidad sólo una persona ha tenido seis comorbilidades simultáneas, un masculino de 67 años de edad, quien tenía hipertensión arterial sistémica, diabetes, obesidad, asma, tabaquismo y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Al menos en Yucatán, los dos principales elementos que complican el estado de salud de un paciente con Covid-19 son la diabetes y la hipertensión, seguido de la obesidad y la insuficiencia renal crónica, entre otras patologías crónico-degenerativas.

Asimismo, en cuanto al género de los fallecidos en el Estado, la SSY informó que dos mil 612 son hombres, el 61.7 por ciento, y mil 619 mujeres, el 38.3 porcentual. El rango de edad es de un mes a 99 años.

Del total de difuntos registrados en el Estado, víctimas del Covid-19, fueron mil 841 los que perdieron la vida en edad productiva, de 15 a 64 años de edad, el 43.51 por ciento.

En cuanto a la geografía de mortalidad, son 12 los municipios cuyo índice de mortalidad es superior al uno por ciento, de los cuales, son cuatro los que tienen más de 100 casos.

Tan sólo en Mérida hay dos mil 324 occisos, el 54.93 por ciento; Valladolid, con 160 defunciones, el 3.78 por ciento; Kanasín, con 114 finados, el 2.69 por ciento; Umán, con 110 fallecidos, el 2.6 por ciento, y Progreso, con 98 extintos, el 2.31 porcentual.

Asimismo, Ticul con 86 muertos, el 2.03 por ciento; Motul, con 85 decesos, el dos por ciento; Tizimín, con 81 fallecimientos, el 1.91 por ciento; Izamal, con 56 casos, el 1.32 por ciento; Tekax, con 55 lamentables pérdidas, el 1.3 porcentual.

En estos 10 municipios se concentra el 74.9 por ciento del total de defunciones registradas de 2020 a la fecha, es decir, tres de cada cuatro.

Artículos Relacionados

YUCATÁN: DESFALCO EN VIVIENDA

블랙 핑크

YUCATÁN: NEFASTO, TRAIDOR, COBARDE, ASÍ TUNDEN AL GOBERNADOR EN REDES SOCIALES

Yael Lizama

YUCATÁN: ¡AQUÍ ESTÁN LAS PRUEBAS!

Ami Mizuno

Deja un Comentario