Portada Yucatán

YUCATÁN: HOSPITALES SATURADOS POR COVID-19

*Fue un plan perverso del Gobierno de Mauricio Vila. Cuando los yucatecos se den cuenta del brutal rebrote, habrán pasado las elecciones y entonces cada quien a sobrevivir como pueda. Veremos si los políticos estarán con ellos comiendo tacos o abrazándolos, como se mostraron hipócritamente durante la campaña

Redacción/Sol Yucatán

El gobierno de Mauricio Vila, en un acto aberrante, está escondiendo las cifras de contagios de Covid-19, y se dio la orden a directivos y empleados de hospitales públicos de no hablar de la situación. La situación es tan grave que las autoridades están ocultando las cifras de muertos y contagiados para que no cunda el pánico.

Sin embargo, se logró averiguar de fuentes fidedignas que los hospitales ya están saturados de personas contagiadas y en muchos lugares no hay cupo. Tal el caso del Hospital O’Horán, donde esta semana se dio la situación de que había seis ambulancias con personas encapsuladas esperando turno para ser atendidos.

Personal de este nosocomio se queja de que ya han pasado más de 21 días y no se les aplica la segunda dosis de la vacuna. Esto es muy grave, ya que después de ese tiempo la vacuna, aunque se las apliquen, ya no surte ningún efecto, quedando expuestos nuevamente al contagio.

En el Hospital Juárez se presenta la misma situación. Aquí están llegando por adentro de la zona de contagiados para evitar filtración de información.

En el Hospital Star Médica y el de Altas Especialidades se formó una larga cola de automovilistas para hacerse la prueba del Covid-19. Este alarmante repunte de contagios se debió a la apertura de las actividades de parte del Gobernador Mauricio Vila, para quedar bien y ganar votos para su partido, sin importarle la salud de los yucatecos.

De acuerdo a las cifras reales, el Estado siempre estuvo en rojo. Las estadísticas de contagios nunca bajaron. El gobierno panista maquilló las cifras para poner al Estado en código naranja, pero de rojo, nunca se movió.

Esto es un acto criminal de Vila, pues hizo creer a los yucatecos que habían disminuido los contagios, y expuso la vida de la gente, que aunado a la irresponsabilidad de los ciudadanos, se vivirá una dramática situación en los próximos meses, ahora que ya terminó la campaña electoral.

En total ya son más de 40 mil las personas que se han contagiado por coronavirus en la entidad y más de cuatro mil fallecidos

Si de errores gubernamentales se trata, sin pensarlo dos veces fue la puesta en marcha del semáforo amarillo netamente electoral para favorecer descaradamente a los candidatos de los diferentes partidos políticos.

Por si fuera poco, todo ello originó que en muchos negocios y comercios se relajaran las medidas preventivas de salud, pues ya ni gel antibacterial le dan a sus clientes y mucho menos están pendientes de su temperatura.

En el transporte urbano se anunció pomposamente que en el interior de los camiones ya se contaba con un dispensador de gel antibacterial, los cuales curiosamente nunca tienen líquido, por lo que la salud de los pasajeros es lo que menos importa, sino el dinero que se aporta en cada asiento ocupado.

En  centro de la ciudad, el Ayuntamiento retiró las carpas de los sanitizantes y lavamanos.

Lo más preocupante es que tengamos autoridades que privilegien que las campañas salgan a todo lo que debe dar, aunque genere que contagios y decesos estén a la orden del día, y peor aún, las autoridades electorales no opinan, porque dicen que no es su responsabilidad.

El gobernador Mauricio Vila Dosal continúa con sus giras diarias de visitas a los puestos de vacunación, como una forma de hacer campaña y así demostrar el trabajo del gobierno del Estado, cuando los biológicos fueron adquiridos por el Gobierno Federal.

A dichos eventos, Vila Dosal sólo lleva a algunos medios de comunicación, totalmente identificados con el gobierno del Estado, para sustentar una conferencia de prensa a modo, pues ningún reportero tiene derecho a hacerle preguntas.

Según fuentes oficiales, el brote de Covid-19 es consecuencia del desinterés del Secretario de Salud, Sauri Vivas, por la salud de los yucatecos, ya que está más enfocado a sus asuntos personales.

Fue un plan perverso del Gobernador, pues cuando los yucatecos se den cuenta del brutal rebrote del Covid-19, ya se realizaron las elecciones y ahora cada quien a sobrevivir como pueda. Veremos si los políticos estarán con ellos comiendo tacos o abrazándolos, como se mostraron hipócritamente durante la campaña.

Artículos Relacionados

YUCATÁN: NIDO DE CORRUPCIÓN EN INCAY

블랙 핑크

YUCATÁN: ALCALDE DELINCUENTE

블랙 핑크

YUCATÁN: RESTAURANTEROS LE DECLARAN LA GUERRA A MAURICIO VILA

Yael Lizama

Deja un Comentario