Nacionales

YUCATÁN: RENÁN BARRERA BENEFICIA A EMPRESARIOS CON 250 MDP

*Cerca de 248 millones de pesos erogó el Ayuntamiento para el mantenimiento de vialidades, la movilidad urbana de los transeúntes y la repavimentación de calles, cuyas obras son imperceptibles, ya que el beneficio no es palpable, además que son de precaria calidad, pues en un corto tiempo reaparecen las anomalías, principalmente los baches

*Se destinaron cerca de tres millones de pesos para amañados concursos por invitación relacionados con alumbrado público, luminarias y figuras decorativas, en los cuales se beneficia a empresarios que tienen estrecha amistad con el Alcalde

*Las cifras están infladas e, incluso, muchas de las rehabilitaciones son presentadas como obras nuevas, ya que el gasto es mayor y, por ende, es más la «ganancia obtenida»

Redacción/Sol Yucatán

Mérida. – Poco más de 250 millones de pesos del Erario Público fueron derrochados por el Alcalde Renán Barrera Concha durante 2020, beneficiando a sus amigos empresarios, quienes le retribuyeron una millonaria tajada para financiar su precampaña política, buscando su reelección.

Cerca de 248 millones de pesos erogó el Ayuntamiento de Mérida durante el año pasado para el mantenimiento de vialidades, la movilidad urbana de los transeúntes y la repavimentación de calles, cuyas obras son imperceptibles, ya que el beneficio no es palpable, además que son de precaria calidad, pues en un corto tiempo reaparecen las anomalías, principalmente los baches.

Incluso, se destinó cerca de tres millones de pesos para amañados concursos por invitación relacionados con alumbrado público, luminarias y figuras decorativas, en los cuales se beneficia a empresarios que tienen estrecha amistad con Barrera Concha.

Por ende, es notable el desvío de estos recursos, los cuales serán utilizados para la campaña del edil, quien pretende reelegirse y, en caso de ganar, sería su tercer trienio.

Concursos de invitación

El amiguismo es el común denominador de los concursos de invitación que realiza Barrera Concha, tal como se observa en cuatro casos, cuyas obras y servicios oscilaron en 3.5 millones de pesos.
Ejemplo de ello es el arrendamiento de una retroexcavadora, por lo que a la empresa Remi de Corporativo Sociedad Anónima (SA) de Capital Variable (CV) se le dio 604 mil 801.03 pesos.

Asimismo, está el caso del concurso por alumbrado decorativo, aprobado a favor de Aqua.lux SA de CV, con un techo financiero por un millón cuatro mil 559.88.

De igual forma, en cuanto a la rehabilitación de luminarias se destinaron 978 mil 246.56 pesos a la empresa Comercializadora Wado de Yucatán SA de CV.

Mientras, a Suministros Eléctricos Lumínicos y Ferreteros del Mayab SA de CV se le entregaron 962 mil 800 pesos para el montaje de figuras decorativas.

De acuerdo con la información subida a la página de Transparencia del Ayuntamiento, el Presidente Municipal detalló que estos tres rubros se destinó un monto de 248.1 millones de pesos, pero no detalló las obras realizadas durante el año pasado.

Cabe destacar que el texto repite en varias ocasiones la información, con tal de que se vea más voluminoso, buscando confundir a la persona que lee y analiza la información correspondiente.

En el rubro de los Servicios Públicos Municipales se dio a conocer los tres puntos antes mencionados, aunque no se detalló la información correspondiente.

Para conservar la infraestructura vial en óptimas condiciones se trabajó en el mantenimiento de 379 mil 558.24 metros cuadrados de vialidades en diversos puntos del municipio, con una inversión de 53 millones 375 mil 789.30, en beneficio de 640 mil ciudadanos.

«Mérida es una ciudad de vanguardia que se ocupa de conservar sus vialidades en óptimas condiciones, por esta razón se le dio mantenimiento a casi 380 mil metros cuadrados de vialidades en diversos puntos del municipio, con una inversión equivalente a 53 millones de pesos», es la misma información, sólo que en otras palabras, y en el documento está ubicada a una diferencia de dos páginas.

La falta de creatividad de las personas que elaboraron el documento es bastante notable, al repetir hasta en tres ocasiones las mismas ideas conceptuales.

En el Informe de Actividades se establece que «parte fundamental de una infraestructura vial óptima y que permita la conservación y tránsito seguro de las calles son los sistemas de drenaje que impiden los encharcamientos que deterioran las calles, dificultan el tránsito y propician la aparición de plagas; para prevenir estas afectaciones se construyeron 445 sistemas de drenaje pluvial, con una inversión de ocho millones 253 mil 447.57 pesos, beneficiando a siete mil 792 ciudadanos de cuatro comisarías, así como 53 colonias y fraccionamientos del municipio».

Es decir, cada sistema de drenaje pluvial tuvo un costo de cerca de 18 mil 550 pesos, los cuales, en muchas ocasiones queda rebasada su función debido a su mala ubicación e, incluso, constantemente se le tiene que dar mantenimiento, debido a la baja calidad del material que se utiliza.
Lo peor de todo es que en muchas ocasiones no se les da el mantenimiento adecuado, por lo que se llenan de lodo y de basura, y de nada sirvió su elaboración, pues continúan las inundaciones y los encharcamientos.

Por ende, se convierten en verdaderos reservorios de plagas, tal es el caso de moscas, mosquitos, ratas y ratones, así como cucarachas, etc., todos ellos transmisores de enfermedades, como el caso de infecciones diarreicas, así como el dengue, Chikungunya y Zika, entre otras patologías.
Incluso, representan un peligro para el tráfico vehicular, así como para los peatones, por lo que es alto el riesgo de accidentes.

En el rubro de la movilidad urbana de los transeúntes se trabajó en la construcción de 11 mil 501.92 metros lineales de guarniciones, banquetas, pasos peatonales y topes parabólicos, en diversos puntos del municipio, con una inversión de nueve millones 389 mil 883.33 pesos.

De tal manera, «los ciudadanos se puedan desplazar de manera ágil y segura» se estableció, pero sin resaltar que, debido a la baja calidad del material utilizado, en el caso de las aceras, son resbalosas y cuando llueve representan un verdadero peligro para el peatón.

Asimismo, para garantizar una movilidad urbana con una infraestructura vial segura y eficiente, se construyeron y rehabilitaron en Mérida un total de 46 mil 686.50 metros lineales de calles, equivalentes a 385 mil 554.01 metros cuadrados, con una inversión de 127 millones 497 mil 118.66 pesos.

Las labores se realizaron en 22 comisarías, así como en 67 colonias y fraccionamientos, beneficiando de manera directa a 22 mil 995 ciudadanos.

Sin embargo, la realidad es otra, pues las cifras están infladas e, incluso, muchas de las rehabilitaciones son presentadas como obras nuevas, ya que el gasto es mayor y, por ende, es más la «ganancia obtenida».

Los baches de precampaña

De igual forma, en el Informe se reveló que, durante 2020, se repavimentaron 22 mil 438.34 metros lineales de calles equivalentes a 218 mil 285.99 metros cuadrados en comisarías y 24 zonas habitacionales, en beneficio de 13 mil 471 ciudadanos.

La inversión es de 67 millones 260 mil 384.29 pesos, pero es dinero derrochado, ya que los baches vuelven a aparecer a partir de la primera lluvia.

Lo peor de todo, son numerosas las calles en las cuales aún hay oquedades y, aunque los vecinos los han reportado, aún no corrigen la anomalía, la cual, en diversas colonias y fraccionamientos llevan dos años de antigüedad.

Los hoyancos representan un verdadero peligro cuando hay inundaciones, pues desaparecen con el agua, lo que provoca que los vehículos queden varados y, en el caso de los mototaxis, frecuentemente estas endebles unidades terminan volcadas.

Asimismo, los conductores pueden perder el control del volante al pasar algún bache y, por ende, provocar un accidente de tránsito.

Irónicamente, a diario Barrera Concha sube en sus redes sociales las actividades de supervisión de las acciones de baches, como parte de su precampaña, pues busca convencer a la ciudadanía de que realmente está trabajando.

Tan sólo el pasado domingo 17 el concejal estuvo en la colonia Santa Rosa, donde supervisó los trabajos del programa permanente de bacheo y a los vecinos les dijo que de esta manera «se refuerza la reparación de las calles que resultaron dañadas por las fuertes lluvias que cayeron en 2020 y esta labor es la prioridad número uno, porque es fundamental para la seguridad y la movilidad urbana».

Asimismo, expresó que «el Ayuntamiento está trabajando a marchas forzadas para mejorar las condiciones de las vialidades que aún registran desperfectos en la superficie de rodamiento», por lo que son obvios los mensajes electoreros.

Barrera Concha mencionó que, gracias a la labor de 17 cuadrillas que trabajan en los turnos matutino y vespertino, así como en su momento lo hicieron cinco empresas constructoras, el bacheo en Mérida y sus comisarías presenta un avance del 80 por ciento.

Mérida tiene tres mil kilómetros de calles, pero no especificó las condiciones en las que éstas se encuentran, para no comprometerse y, mucho menos, para evitar caer en evidencia ante las deplorables condiciones de la vialidad del municipio.

Cifras infladas

De acuerdo con la comuna, el año pasado se limpiaron y se desazolvaron 46 mil 727 metros lineales de zanjas pluviales con rejillas en colonias y comisarías.

También se desazolvaron pozos colectores y arenero, y se retiraron 16 mil metros cúbicos de lodo y basura, producto de los desazolves, evitando encharcamientos.

Estableció que se atendieron reportes de mantenimiento y ampliación de sistemas de drenaje en 523 de un total de 627 colonias de la ciudad de Mérida, es decir, un 83 por ciento de cobertura.

Además, se efectuaron 27 mil 187 acciones de reparación preventiva y correctiva a los sistemas de drenaje pluvial; se retiraron 25 mil 34 metros cúbicos de agua pluvial en calles; se perforaron 646 pozos profundos pluviales y se construyeron ocho nuevos sistemas de aljibes con sus respectivos pozos en puntos conflictivos y críticos de acumulación de agua.

También se dio un mantenimiento constante a casi mil 500 millones de metros cuadrados en avenidas, áreas verdes y espacios públicos.

Pero estas cifras alegres sólo están en el Segundo Informe, ya que la realidad es otra y la efectividad se registrará cuando Yucatán sea afectada por un fuerte Norte, y nuevamente genere calles inundadas.

En ningún momento habló de las inundaciones de las sascaberas, tal es el caso del «malecón de Pensiones», así como el Parque Ecológico del Poniente, entre otros, los cuales son reservorios de plagas, en especial de moscos.

Aunque el nivel del agua empieza a disminuir, aún son numerosas las áreas que resultan inaccesibles para los paseantes, quienes huyen del lugar debido a que son atacados por mangas de mosquitos, tal como constantemente ocurre en el Parque Hundido del Oriente y del Poniente, etc.

Descarado desvío de recursos

Y es que el desvío de recursos que realiza Renán Barrera Concha al cambiar por enésima vez las luminarias del alumbrado público es descarado, pues él mismo canceló en su momento el contrato pactado por Angélica Araujo Lara.

Como se sabe, la deuda del Ayuntamiento de Mérida con banco Santander por el sonado caso de las luminarias asciende a 630 millones de pesos, según la cuenta que presentó el juzgado de Ciudad de México que lleva el caso.

Este juzgado, el Tercero de Distrito en Materia Civil, ya pidió al Ayuntamiento el pago inmediato de la deuda, pero las autoridades municipales, encabezadas por Renán Barrera Concha, propusieron a cambio un plan de pago a treinta años.

El Juez no aceptó esa propuesta y el Ayuntamiento solicitó y obtuvo un amparo indirecto de un juzgador de distrito, que ordenó la suspensión.
Se precisó que la cifra correcta es de 630 millones de pesos, aproximadamente, y que la Comuna corre el riesgo de que el Juez insista en cobrar esa cantidad de un sólo golpe u ordene el embargo del Ayuntamiento.

En octubre del 2020, el Juez sentenció al Ayuntamiento de Mérida a cubrir las rentas que dejó de pagar a Santander ($281 millones, aproximadamente), cuando Barrera Concha, en su primer periodo en la alcaldía, canceló el contrato de arrendamiento de esa luminarias, suscrito por Angélica Araujo Lara con AB&C Leasing, que luego cedió los derechos de cobro a Santander, así como los correspondientes intereses moratorios desde que dejó de pagarlos y hasta que finalizó el contrato de arrendamiento en marzo de 2016.

Ante la resolución del Juez de pagar 630 millones, la Comuna propuso una alternativa para no afectar las finanzas municipales, consistente en un plan de pago a largo plazo, a razón de tres millones de pesos durante 30 años, pero el Juez rechazó la propuesta.

En respuesta, la Comuna solicitó y obtuvo un amparo. Aún no hay fecha para la audiencia constitucional que resolverá el caso, pero ésta puede darse en cualquier momento.

El pago no tiene que ser de golpe, porque el Ayuntamiento tiene a su favor varias leyes que le permiten enfrentar la sentencia judicial.

De esta manera queda evidenciado el descarado desvío de recursos de Renán Barrera, pues fue él mismo quien metió en un tremendo lío al Ayuntamiento, con una deuda millonaria, y ahora resulta que otra vez quiere cambiar las luminarias.

¿Pues no había cancelado el contrato porque supuestamente el alumbrado público era deficiente? Ahora resulta que, por enésima vez, pretende meter mano en las luminarias de la ciudad, pero uno se pregunta si este es no más el pretexto para desviar recursos, pues es tan descarada la maniobra que Renán Barrea ya no busca de dónde sacar para su campaña de reelección.

Artículos Relacionados

NUEVE MUERTOS EN COAHUILA; VAN 120 CASOS POSITIVOS POR COVID-19

YA SON MÁS DE 142 MIL CASOS EN EL PAÍS POR COVID-19

Daniel Tuz

LOGRÓ TENER UN PODER ABSOLUTO EN LA METRÓPOLI

Arceus

Deja un Comentario