Reportajes Especiales

YUNES ESTÁ BAJO LA MIRA DE FGR

Ricardo Ravelo/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión de México

CINCO DE SIETE PARTES

Las investigaciones por corrupción, tráfico de influencias, presuntamente narcotráfico, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero se conocían desde hace por lo menos dos años.

Estas habrían iniciado poco después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador tomó posesión como presidente de la República, en diciembre de 2018.

En ese tiempo, la prensa veracruzana difundió notas y comentarios respecto de la posible orden de aprehensión que habría girado un juez federal en contra de Miguel Ángel Yunes Linares, después de terminar su periodo como gobernador.

A través de medios impresos y digitales, se dijo que el exmandatario, quien gobernó esa entidad de diciembre de 2016 a diciembre de 2018, estaba acusado de peculado, fraude, malversación de fondos públicos y, a nivel federal, de delincuencia organizada y lavado de dinero.

También se dijo –ninguna autoridad hadesmentido hasta ahora tales versiones –que Yunes Linares habría salido del país en días pasados, que posiblemente se habría instalado en Estados Unidos o en España, a fin de ponerse a salvo de alguna posible captura.

Cabe recordar que fue destituido de la Fiscalía General de Veracruz Jorge Winckler, quien está políticamente vinculado al exgobernador a tal grado que se afirma que es su empleado, pues además de la complicidad que los une Winckler ha fungido, en varias ocasiones, como abogado defensor de Yunes Linares.

El ex fiscal aún sigue prófugo: Se le acusa de varios delitos, entre otros, obstrucción de la justicia y presunta protección a personajes del crimen organizado.

Tras su destitución –confirmada como legal por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación –Winckler se escondió porque ya sabía que un juez giraría una orden de aprehensión en su contra, como ocurrió, pese a que el ex fiscal interpuso un recurso de amparo, el cual le fue negado.

Así, bruscamente, dio vueltas la vida para el llamado clan Yunes.

Cuando ganó las elecciones de gobernador, en 2016, Yunes Linares encarceló a media docena de funcionarios que despacharon en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

Todos permanecieron presos bajo cargos de lavado de dinero, peculado, enriquecimiento ilícito y delincuencia organizada durante el bienio que Yunes gobernó el estado.

Artículos Relacionados

CONGELADAS LAS CUENTAS EN ANDORRA DEL GOBER PRECIOSO (6/6 PARTES)

Eduardo Arias

CARO QUINTERO: DE NARCO A POETA (1/2 PARTES)

Morocha

LA CASA DEL SANTO PATRONO

Eduardo Arias

Deja un Comentario