Reportajes Especiales

YUNES Y SUS NEXOS CON LA DELINCUENCIA ORGANIZADA

Ricardo Ravelo/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión de México

ÚLTIMA DE SIETE PARTES

Durante el gobierno de Patricio Chirinos, Yunes Linares fungió como secretario General de Gobierno, aunque en realidad era el gobernador, ya que Chirinos se la pasaba en estado de ebriedad, según afirman sus allegados.

Durante ese sexenio –1992-1998 –Yunes Linares se convirtió en un funcionario represor: persiguió a miembros del PRD, le organizó un sabotaje a Cuauhtémoc Cárdenas –entonces candidato del PRD a la presidencia de la República –contratando teporochos y travestis que le organizaron un mitin en el café de La Parroquia.

Luego se supo que desde la secretaría de Gobierno Yunes Linares había contratado a los travestis del centro nocturno Bum Bum de la ciudad de Xalapa y a los teporochos los reclutaron del mercado del centro de Veracruz y fueron acarreados hasta el punto donde estaría Cárdenas Solórzano.

De igual forma, Yunes amenazó a la prensa veracruzana: Muchos reporteros críticos fueron amenazados de muerte y a otros los despidieron de sus respectivos medios por órdenes del entonces secretario General de Gobierno.

Ahora el panorama que enfrenta Yunes es totalmente adverso: De perseguidor pasó a ser perseguido por la justicia y no falta quien exija al gobierno cárcel para el exmandatario.

Uno de los señalamientos más reiterados contra Yunes es el de sus presuntos nexos con la delincuencia organizada, pues se dijo que tras su arribo a la gubernatura, en 2016, el Cártel de Jalisco Nueva Generación se instaló en el estado.

Derivado de este posicionamiento es que se produjo la violencia en Veracruz, pues el cártel de Nemesio Oseguera se enfrentó a Los Zetas, amos y señores en esa entidad durante el gobierno de Fidel Herrera y Javier Duarte.

Esto derivó en matanzas y secuestros, las cuales persisten hasta la fecha, pues todavía ambos grupos criminales se disputan el territorio a sangre y fuego.

​Los dos cárteles tienen amplios controles en los municipios de la entidad; también controlan a las policías, brazos armados del crimen. Todo esto se ha convertido en un problema mayúsculo pues no hay, por ahora, fuerza policiaca ni de gobierno capaz de poner en paz a Veracruz.

Por el contrario, la violencia se recrudece más por todas partes pese a la presencia de la Guardia Nacional, cuyos elementos son insuficientes para frenar la ola delictiva.

Veracruz es un importante enclave del crimen organizado: Por esa entidad cruza la droga que proviene del Caribe y también la que entra por Chiapas y que proviene de Guatemala.

De igual forma es un territorio clave para las redes que operan el tráfico de migrantes, pues es una ruta bastante explotada por los llamados “polleros”, quienes forman parte del cártel del Golfo, Los Zetas o del Cártel de Jalisco.

Durante los primeros meses de este año, en Veracruz fueron detenidos varios tractocamiones repletos de indocumentados que fueron enganchados por las redes de traficantes de humanos.

Se asegura que tal flujo de migrantes opera con el apoyo oficial, pero extrañamente ningún alto mando de la policía ha caído por esas actividades.Tampoco ningún funcionario de Migración. La impunidad está en toda su plenitud.

Artículos Relacionados

LOS EXCLUSIVOS VIAJES (3/3 PARTES)

Morocha

IMPARABLE LA VIOLENCIA

Lesmy Aurelia González Velázquez

EL ESTRANGULADOR DE TACUBA

Morocha

Deja un Comentario